¿Qué Hacer En Vilanova De Arousa?



Vilanova de Arousa es un pequeño municipio costero situado en la parte occidental de la comarca do Salnés.  Esta acogedora localidad ofrece múltiples opciones para conocer su historia y visitar algunos de los lugares más bonitos de este rincón de las Rías Baixas.  Desde playas de arena fina y aguas cristalinas, a auténticos balcones naturales con impresionantes panorámicas de la ría de Arousa, el valle do Salnés y sus alrededores. 

También, la villa se compone de espacios tan singulares y llenos de historia como el Pazo Baión o el Pazo de Vista Real, referentes en la actualidad del enoturismo y la producción vitivinícola de la comarca.   Además, Vilanova ha sido la cuna de importantes figuras de las letras y la literatura como Ramón María del Valle-Inclán o los hermanos Francisco y Julio Camba. El literato y los periodistas cuentan con sus respectivas casas- museos que permiten descubrir en profundidad las vidas de estos conocidos villanoveses.   A continuación, te proponemos un recorrido por algunos de los lugares más bonitos y emblemáticos de Vilanova de Arousa:

Torre de Cálago



La torre fue fundada por San Fructuoso por el siglo VII y destruida por ataques normandos en los siglos IX y X. La Torre de Cálago en Vilanova de Arousa es uno de los grandes tesoros arqueológicos de nuestra comarca de O Salnés, aunque por desgracia su riqueza patrimonial es desconocida para muchos. Escondida entre varios edificios y ubicada en terrenos privados, la Torre de Cálago es el único resto que queda en pie del antiguo Monasterio de San Cipriano de Cálago. Según las investigaciones, esta gran joya arqueológica fue fundada por San Fructuoso allá por el siglo VIII y destruido por ataques normandos en los siglos IX y X. Es un gran baluarte patrimonial en Vilanova, razón por la cual luce con esplendor en el escudo de la localidad.



Según las investigaciones, esta gran joya arqueológica fue fundada por San Fructuoso allá por el siglo VIII y destruido por ataques normandos en los siglos IX y X. Es un gran baluarte patrimonial en Vilanova, razón por la cual luce con esplendor en el escudo de la localidad.

El único vestigio de todo aquello que todavía queda en pie es el campanario, una estructura que tiene importantes particularidades. Está formado por una base trapezoidal de sillares de granito sobre la que se asienta una espadaña con dos arcos de medio punto apoyados sobre tres pilastras. También se conservan los restos de una escalera exterior de peldaños volados para acceder a la espadaña que contenía sendas campanas.

La torre, que no presenta ornamentación alguna, está en la cima del castro y se trata de un campanario exento que está alejado de la iglesia o monasterio al que prestaba servicio. Esto quiere decir que lo más probable es que la función principal  de la torre no fuese la llamada a la oración, sino que fuese construida también con la finalidad de defender las costas arousanas de los ataques de los barcos invasores.

De esta forma, se cree que la torre forma parte de un sistema de atalayas que vigilaban la aproximación de naves desconocidas que transmitía el aviso hasta el castillo de La Lanzada con estación intermedia en la torre de San Saturniño de Cambados.

La única intervención arqueológica que se realizó en la zona fue a finales de la década de los 90 y la encabezó el arqueólogo Vicente Caramés. Su incursión en esta amplia extensión de terreno le sirvió para descubrir una pequeña capilla sepulcral perteneciente a un noble vilanovés.

Sin embargo, aún quedan muchos tesoros escondidos bajo el subsuelo de Cálago. El primer paso para poner en valor este importante patrimonio vilanovés pasaría por la adquisición de los terrenos y la investigación de todo el perímetro para acotar la zona del enclave medieval. Esta gran joya arqueológica situada en Vilanova de Arousa nos puede servir para desenterrar 3.000 años de historia de nuestra comarca.

Monte Lobeira



Mirador situado en el municipio de Vilanova de Arousa, en un entorno forestal, en las inmediaciones del Monte Lobeira, pequeña montaña de suaves perfiles situada a 290 metros de altura. Se divisa espectaculares panorámicas de la ría de Arousa, isla de Ons, istmo de O Grove, e incluso la sierra del Barbanza y el valle del Salnés cuando el día lo permite. En el mirador se encuentra un monumento a las víctimas del mar y una placa del Almiraztango británico que recuerda a los marineros muertos en el hundimiento del buque escuela "Serpent". 

Monte Lobeira cuenta con su propia ruta homologada (PR-G 126), un itinerario lineal de unos 4,5 kilómetros hasta este balcón natural de Vilanova de Arousa. Además, el lugar ha sido testigo de grandes historias y leyendas a lo largo del tiempo: de ser una zona de asentamientos castrexos como el de Castrum Luperiae, a punto estratégico de defensa gracias al Castillo de Lobeira (y su famoso túnel de Doña Urraca).

Mirador Faro Das Lúas



Este mirador está situado en el monte Lobeira, en el municipio de Vilanova de Arousa. De camino a la cima de este monte podemos contemplar unas maravillosas vistas de la ría de Arousa.

En este mirador está montada una original estructura en la que están representadas dos lunas las cuales, según la posición del Sol, proyectan un reflejo que puede ser visto desde diferentes puntos de la comarca de O Salnés.

Ruta Traslatio-Variante Espiritual



Existe una variante espiritual del Camino de Santiago conocida como Ruta Traslatio o también Ruta del mar de Arousa y el río Ulla. Este recorrido, considerado el origen de todos los caminos, se organiza en tres etapas diferentes desde Pontevedra hasta Pontecesures. 

Las dos primeras se realizan a pie, por toda la comarca do Salnés; mientras que la última de ellas parte de Vilanova de Arousa en barco hasta el destino final, un vía crucis marítimo-fluvial que tiene una duración aproximada de una hora y media. 

Durante la travesía por la ría de Arousa, podrás descubrir increíbles paisajes, conocer de cerca el funcionamiento de los parques de cultivo del mejillón (las bateas), la Isla de Cortegada que forma parte del Parque nacional marítimo-terrestres Illas Atlánticas, Los Restos de las torres del Oeste y el único Vía Crucis marítimo fluvial que existe en Honor a Santiago Apóstol.

Casa Museo Valle-Inclán



Conocida como Casa del Cuadrante, allí nació D. Ramón M.ª de Valle-Inclán, declarada Monumento Histórico Nacional ya en el año 1976. De arquitectura tradicional, era propiedad de los abuelos maternos del célebre escritor. En la planta baja se encuentra una exposición permanente con la biografía de Valle- Inclán, sus primeras ediciones de libros, documentos y manuscritos originales, periódicos y otros escritos debidamente catalogados.



En el primer piso se encuentra una recreación del hogar que vio nacer al autor, se conservan también los objetos de uso personal del escritor y de su familia, con mobiliario y enseres propios de una casa gallega de clase media durante el siglo XIX.. Una visita a esta casa nos ayudará a conocer los orígenes de los "esperpentos" de Valle.

Horario:
15 de septiembre al 31 de junio: 10:00 a 14:00 y de 16:30 a 19:30
1 julio al 14 septiembre: 10:00 a 14:00 y de 17:30 a 21:30
Precio: (incluye el museo hermanos Camba)
3€ General 1.50€ niños de 10 a 18 años
Gratuito para menores de 10 años
2.40€ Grupos de más de 10 pax.
1.50€ Mayores de 65 años

Casa Museo Hnos. Camba



Con sede en la casa natal de estos hermanos vilanoveses es hoy un referente de visita para todos los que se acercan a esta villa marinera. Los Camba destacaron en el mundo de las letras y el periodismo y en su casa se conservan libros, folletos, periódicos, manuscritos y fotografías, además de los objetos cotidianos que ellos utilizaron. La casa, con patín, es un ejemplo típico de arquitectura civil gallega. En la fachada principal se ve un escudo con flores de lis.

Horario:
15 de septiembre al 31 de junio: 10:00 a 14:00 y de 16:30 a 19:30
1 julio al 14 septiembre: 10:00 a 14:00 y de 17:30 a 21:30
Precio: (incluye el museo Valle Inclán)
3€ General
1.50€ Reducida
Se visitará con cita previa

Playas De Vilanova De Arousa



Vilanova de Arousa se compone de unos 14 kilómetros de costa repletos de grandes y pequeños arenales que miran a la ría de Arousa, siendo los más conocidos los de As Sinas y O Terrón.

La playa de As Sinas, se compone de apenas un kilómetro de arena fina, pero comunicada con otras playas contiguas. La playa de O Terrón, por su parte, se encuentra rodeada de una amplia zona verde, con campings, hoteles y algún que otro bar-restaurante en primera línea.  Más allá de sus joyas veraniegas, la localidad cuenta con casi una veintena de arenales visitables, desde la pequeña playa de A Braña a otras como la de A Igrexa, Aduana (en plena zona mariqueras), la urbana de Ariño o As Patiñas, entre otras.

Molinos



¿SABÍAS QUE… Vilanova de Arousa tiene un importante patrimonio etnográfico con dos paseos que discurren entre molinos de agua?
Los Molinos de As Aceñas (Baión)

El nombre de estos molinos, “Aceñas”, deriva de la palabra “acea” o molino de harina que trabaja con agua de un río. Estos molinos emplean el agua del cauce del río Umia, un paraje de importancia natural y paisajística. Durante nuestro paseo por el sendero que bordea el Umia podremos disfrutar de un merendero e iremos cruzando antiguos puentes de piedra.

Los Molinos de Currás (O Esteiro)



Tres fueron los molinos restaurados en el entorno de O Esteiro, además de un antiguo puente. En este lugar encontramos una bonita senda, antiguo camino que tradicionalmente ha sido empleado por los vecinos de Currás para acceder al centro de Vilanova de Arousa. Este lugar se ha convertido en centro de interpretación etnográfica para salvaguardar el patrimonio tanto natural como arquitectónico de la villa.

Bodegas Granbazán



La perla de la Finca Tremoedo es el precioso edificio de Bodegas GRANBAZÁN, con marcada influencia de Château francés y ahora recubierta de azulejos azules, haciendo un guiño a las casas indianas gallegas. La bodega, de estilo neoclásico, está semienterrada y orientada al norte, manteniendo temperaturas constantes y frescas durante todo el año. En el reino de Galicia, el vino albariño era ya un mito gracias al canto de los poetas, así como a la sed y fe de los Cambadeses. Los vinos elaborados a partir de la uva albariña eran muy valorados y solo se bebían en las ocasiones especiales. Su consumo y distribución era una oscurantista aventura necesitada de guía y recomendación. Las botellas carecían de etiqueta y las pequeñas bodegas familiares, a pesar de sus desvelos, no contaban con los medios ni los conocimientos necesarios para ofrecer unos vinos fiables y estables.

Pazo Baión



Cinco siglos rodeados de viñedos
En el universo del vino, el tiempo es un regalo. La confirmación de un trabajo bien hecho. Por eso el de Pazo Baión es un proyecto vitivinícola singular. Distinto. Que bebe de cinco siglos de historia para construir un legado que habla de cultura y arquitectura, pero sobre todo de vinos albariños. Al fin y al cabo, las primeras referencias bibliográficas sobre la propiedad datan del siglo XV, por aquel entonces bajo la titularidad de los señores de Soutomaior. Es este un viaje que recorre la historia de Galicia. De sus familias más poderosas. Como los Figueroa o los Sarmiento, titulares del pazo hasta que en el siglo XVIII pasó a manos de los Condes de Priegue. Pero es, por encima de todo, un relato de incalculable valor sobre la cultura del vino en las tierras de Breogán. No en vano, hay testimonios documentales fechados en 1731 que certifican el cultivo de vides en la finca, con total seguridad, viñedos de albariño. Una vocación que ha permanecido hasta nuestros días A comienzos del siglo XX, Don Adolfo Fojo Silva, un acaudalado emigrante gallego retornado de Argentina, compra la propiedad y pone en marcha una ambiciosa reforma del antiguo pazo. Deja atrás la sobriedad de los siglos anteriores para construir las dos torres de corte victoriano, una bodega, vaquerías…  

Por aquel entonces, la mayor parte de la superficie de la finca se destinaba al cultivo de cereal y al pasto del ganado. El vino, con todo, seguía estando presente. Los propietarios mantenían una notable producción para posteriormente destinarlo a la comercialización.

Fue en los años 70 cuando los últimos herederos de Don Adolfo Fojo venden el pazo a una sociedad que, además de instalar en la finca una de las más modernas industrias lácteas de Galicia, realiza la primera plantación técnica de albariño de Rías Baixas. Un viñedo que se acabaría convirtiendo en una referencia para los profesionales del sector.

Finalmente, y tras pasar por las manos de diferentes propietarios, el 16 de julio del 2008 Adega Condes de Albarei adquiere la bodega Pazo Baión. Arrancaba entonces la era de mayor esplendor. Una etapa caracterizada por el ambicioso proyecto con el que desembarcaron los nuevos propietarios. Un proyecto sustentado sobre tres pilares fundamentales:

La elaboración de albariños de extraordinaria calidad a partir de un concepto de vinos de pago.

La creación de un centro de enoturismo  de referencia.

El impulso a un ambicioso programa social.

Todo, a partir de una recuperación arquitectónica ejemplar que pondría en valor el incalculable patrimonio cultural e histórico que se puede visitar en las 22 hectáreas de superficie de la finca.

Pazo De Vista Real



El Pazo de Vista Real, situado en la parroquia de Caleiro muestra su majestuosa arquitectura asomado a la Ría de Arosa. Desde la loma donde se sitúa el edificio, a modo de mirador, se puede contemplar el mar salpicado de bateas, el sector más pujante de Vilanova de Arousa. La finca es propiedad municipal y está abierta para disfrute de toda la ciudadanía. La espectacular propiedad tiene una superficie de 38.600 metros cuadrados, de los cuales 2,5 hectáreas se dedican al cultivo de vino que entra dentro de la Denominación de Origen Rías Baixas.



Son escasos los datos sobre el pazo. El conjunto arquitectónico que se encuentra en la parte superior de la propiedad reúne un pazo, una capilla, una pequeña plaza y un edificio anexo que fueron las antiguas cocheras convertidas ahora en taller de empleo.

Por las características constructivas el edificio data del siglo XVIII, aunque su estructura fue sometida a remodelación después de que fueron modificando el aspecto de la propiedad. El edificio original incluía el corte de la tradicional pacegas edificacións rural: la austeridad en la fachada, sin ornamentación, puerta de las escaleras de acceso que conduce a la distinción de los dueños de la propiedad alrededor de labradío.

Según recoge la memoria popular, el pazo poseía una magnífica biblioteca, hoy desaparecida, que según cuentan está soterrada en la propia finca. Los jardines están plagados de camelios y árboles centenarios. No todos se conservan en la actualidad, aunque perduran varios magnolios de gran envergadura y otras especies que conforman una espectacular zona verde. En los jardines, perfectos para el paseo también encontramos dos estanques que reciben al visitante en la entrada principal y una especie de pérgola que adorna un antiguo parque infantil del XVIII.

Ponte Dos Padriños



Entre los municipios de Vilanova de Arousa y Ribadumia, en el lugar de Ponte Arnelas, se ubica un increíble entorno natural que recorre los límites del río Umia.  Allí se ubica también un puente medieval conocido por todos como A Ponte dos Padriños o dos Albertes, en referencia a una antigua leyenda de la zona. Dicha historia se vincula con un rito ancestral de fecundidad y bautizo

prenatal.  El viaducto fue construido durante la Edad Media, y restaurado ya en el siglo XVI a petición de Felipe II, pues A Ponte dos Padriños suponía una importante vía de comunicación para el transporte de todo tipo de mercancías entre la costa y el interior.

Punta Ariño



Al igual que muchos otros lugares de Galicia, Vilanova de Arousa también cuenta con sus propios bancos-miradores para poner en el mapa turístico a la localidad, instalados ya en el año 2017. En la parte trasera de los mismos puede leerse el famoso lema de «Presume Vilanova». 

La mayoría de estos asientos se encuentran situados en la senda litoral de Punta Ariño, uno de los más conocidos sobre la ensenada del mismo nombre, con vistas al mar y al resto de trazado urbano del municipio.  Este paseo que une el tramo de O Terrón hasta Vilanova continúa por todo el casco urbano entre paisajes de playas y zonas boscosas, así como monumentos en homenaje a ilustres personajes locales como Ramón María del Valle-Inclán y los hermanos Camba.

Praza Do Parque



Uno de los puntos neurálgicos de la localidad se encuentra en la Praza do Parque, junto al paseo marítimo de Vilanova de Arousa. Una zona en la que podrás encontrar un gran número de bares y restaurantes para disfrutar de un plan completo en el municipio.  La Praza do Parque está presidida desde el año 2006 por un singular conjunto escultórico, creado por el escultor Lucas Míguez, en homenaje a las obras más conocidas del impulsor del esperpento, Ramón María del Valle- Inclán. 

En total, nueve estatuas de bronce: una de ellas representa a la figura del escritor, mientras las ocho restantes se corresponden con personajes famosos de los libros más representativos del vilanovés, desde Max Estrella y don Latino, al Marqués de Bradomín o María Gaila, entre otros.